Frase identificativa

"
La idea no es vivir para siempre, es crear algo que sí lo haga".
Andy Warhol

domingo, 12 de noviembre de 2017

Descubriendo el sorprendizaje


"Es muy importante amar lo que uno hace" es una de las primeras frases que dice Ramón Barrera en una conferencia TedX. Esta frase adquiere todavía más fuerza cuando hablamos de docentes, es decir, personas que se dedican a enseñar. La cuestión es que un docente no enseña nada ya que aprender es construir tu propio conocimiento, y por eso el objetivo del docente en el aula tiene que ser otro distinto a enseñar, su objetivo ha de ser ayudar al alumno a construir su propio conocimiento.

Ramón Barrera habla de los tres roles que ha de tener el buen docente del siglo XXI; El docente tiene que empujar, no para que los alumnos se interesen por aprobar sino para interesarlos a-probar. El rol de empujador implica empujar a los alumnos para que vuelen. Otro rol es el de donante para regar sangre, mover, conmover y remover. En definitiva hacer pensar. Y el tercer rol es el de agitador, para batir, debatir, por que se aprende conversando y no escuchando.

Hoy Ramón Barrera me ha hecho comprender qué es el sorprendizaje y su gran valía, y ha sido para mi una serendipia (un descubrimiento o hallazgo afortunado, valioso e inesperado que se produce de manera accidental), por que como dice Barrera para aprender hay que ser observador y mirar a todas partes y... "Cuando miras llegan las cosas a ti de forma inesperada".

⇹ Un abrazo virtual.


sábado, 26 de agosto de 2017

Haciendo tapping ¿Lo has hecho alguna vez?

Este mes he descubierto el tapping, una técnica muy usada por los americanos, y bastante desconocida en España. Aquí conocemos más el tapeo, eso si lo tenemos dominado los españoles.

¿Para qué sirve el tapping? Se trata de una herramienta de liberación emocional, lo que llaman EFT (Emotional Freedom Technique). Cuando oímos esto de "liberarse de emociones" lo primero que nos viene a la cabeza es una imagen de nosotros mismos pegando golpes en un saco de boxeo y dando gritos, o algo por el estilo. Pues bien, esta técnica se aleja bastante de esa imagen, aunque sí se dan golpes, de ahí el nombre de tapping que significa "golpeteo", sin embargo se trata de pequeños golpecitos en zonas de acupuntura.

Al principio, cuando empecé a hacerlo pensé que era una tontería, quizá por que nuestro cerebro nos lleva a pensar que algo tan sencillo es imposible que sea efectivo, tendemos a considerar que las soluciones son más difíciles. Pero luego pensé que no perdía nada por probarlo, es indoloro y no tiene ningún tipo de efecto secundario o contraindicación, por lo tanto no puede hacer ningún daño, como máximo me iba a sentir un poco tonta por hacerlo, pero ¿Cuántas cosas hacemos en la vida que nos hacen sentir tontos?

En fin, simplemente me lancé a probar y ha sido una experiencia muy positiva. Por el momento, en el tiempo que llevo usándola parece que es efectiva, pero hay que saber hacerla correctamente y dominarla bien. Los expertos en EFT dicen que con esta técnica se consigue un equilibrio energético en nosotros, yo la califico más bien como un formateo emocional. Imagina por un momento que al igual que un ordenador los seres humanos pudiéramos acceder a nuestra base de datos y pudiéramos borrar la conexión entre nuestras experiencias y las emociones que nos causan. Pues con EFT esto se hace posible. Con ello podemos hacer frente a la ansiedad, la depresión, las fobias, los traumas, las adicciones... ya que consigue rebajar la intensidad de nuestras emociones.

Ahora quiero seguir probando y formándome para ver qué se puede llegar a conseguir con el tapping... ¿Hasta dónde puede llegar a ser útil? Me llama mucho la atención pensar que algo tan sencillo pueda ayudarme y que pueda servir también para ayudar a los demás. Así que me he asociado a la AHEFT (Asociación Hispana de EFT) y voy a seguir testeando y profundizando en la técnica. ¡Si te animas a probar el tapping!

⇼ Un abrazo virtual.



jueves, 13 de julio de 2017

La mejor medicina para las infecciones emocionales: la risa


En la actualidad no hay ninguna duda acerca de los beneficios físicos y psíquicos que el humor y la risa nos aportan. Durante los últimos años se han realizado numerosas investigaciones sobre el tema y médicos, científicos y psicólogos coinciden en reconocer sus efectos curativos. Incluso existe una Sociedad Internacional para Estudios sobre el Humor (ISHS), cuyos miembros se distribuyen por todo el mundo y abarcan varias disciplinas.

Su poder terapéutico es inmenso, reforzando el sistema inmunológico y alargando nuestra vida. He estado leyendo algunos de los beneficios de la risa y superan con creces a los del aceite de oliva, el ajo, el própolis o la jalea real. ¿Qué nos impide incluir grandes dosis de risa cada día en nuestras vidas? ¡Es gratis y sin receta médica!

Se ha comprobado que reír aumenta los niveles de dopamina y serotonina, dos neurotransmisores que se relacionan con las sensaciones placenteras y de calma. Es por ello que la risa nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo y nos hace más creativos. Además, cuando reímos aumentan los niveles de endorfinas, los analgésicos naturales del cerebro que contribuyen a disminuir las sensaciones de dolor.

En el mundo de los adultos la media de risas diaria está en 15, frente a 300 en los niños menores de 6 años. Hay que darle la vuelta a ese marcador del adulto. Al igual que nos obsesiona que los niños cumplan con sus rutinas diarias, deberíamos asegurarnos de que los adultos alcancemos su promedio de risas.  ¿Por qué no incluimos en nuestras rutinas diarias las risas en esta dosis recomendada?

Os animo a buscar fórmulas para expandir la risa, desde vuestra profesión, en vuestra familia, entre vuestros amigos, en vuestras aficiones, seguro que si buscáis podéis ir a por las 300 diarias!!!

Hagamos de la risa una plaga, extendamos esta medicina en cada rincón de nuestras vidas, como decía una campaña de Médicos sin Fronteras: "Nosotros, que hemos combatido tantas epidemias, sabemos que solo existe una invencible, la risa".

Un abrazo virtual ⇼





martes, 16 de mayo de 2017

¿Qué va primero el pensamiento o la palabra?


Lo habitual es que digamos lo que pensamos, por tanto el pensamiento sería previo a la palabra. Sin embargo, la neurolingüística analiza la influencia que la palabra ejerce sobre la mente, y numerosos estudios concluyen que el pensamiento y la palabra influyen entre sí de forma recíproca. Esto quiere decir que si cambiamos lo que decimos podremos influir en lo que pensamos, llegando a modificar nuestra forma de pensar.

Es necesario conocer el poder de las palabras en nuestro cerebro y cómo determinan el rumbo de nuestro pensamiento, nuestra actitud ante la vida, e incluso nuestra longevidad. De forma que utilizando las palabras adecuadas podremos ayudarnos a nosotros mismos, mientras que si utilizamos un lenguaje derrotista nos bloquearemos a la hora de intentar solucionar cualquier problema.

Hablar bien nos hará sentir más felices. ¿Y cómo hablar bien? Lo primero será observar y tomar conciencia de cómo hablamos, de cuál es nuestro lenguaje, identificando qué palabras o frases utilizamos que pueden ser nuestras aliadas y cuáles nos pueden resultar nocivas. A partir de ahí utilicemos, en nuestro día a día, el lenguaje de una forma más consciente, potenciando el uso de las palabras o frases positivas y evitando usar las negativas. Es importante evitar las generalizaciones "siempre me pasa lo mismo" "todo me sale mal" para que no se conviertan en pensamientos automáticos. Debemos aplicar las matemáticas a nuestro lenguaje diario, sumando y multiplicando las palabras positivas.

Al hablar le decimos a nuestro cerebro lo que ha de sentir, le damos instrucciones para generar emociones. El lenguaje puede cambiar nuestras vidas. Hablemos bien y nos sentiremos mejor. ¡Podemos empezar ahora mismo!.


Un abrazo virtual ⇼

martes, 2 de mayo de 2017

El peligro de las palabras vacías en la empresa

Los expertos en marketing llevamos muchos años predicando lo importante que es establecer la misión, visión y valores de la empresa. No nos cansamos de repetir que éstos son los conceptos fundamentales para el buen funcionamiento de cualquier compañía. En la actualidad la gran mayoría de las empresas se han aplicado el cuento y han definido estos tres elementos. Los lucen alegremente en sus páginas web, los incluyen en sus presentaciones corporativas, incluso los pintan en las paredes de sus instalaciones, pero... ¿Realmente han entendido qué significa hacer esta declaración?. Por desgracia, todavía hay muchos empresarios que piensan que es algo que hay que hacer por que lo dice el departamento de marketing, pero no creo que todos terminen de entender qué implicaciones tiene.


No se trata simplemente de mensajes publicitarios muy bonitos que dan buena imagen a la empresa. Es muy importante que no sean palabras vacías dentro de la organización, por que sino precisamente pueden tener un efecto contrario sobre la imagen a nivel externo, y más importante aún, a nivel interno.

Estos tres elementos no se escriben en unos minutos por que hay que quedar bien, han de meditarse cuidadosamente y definirse desde la veracidad y la coherencia. Los clientes, los proveedores y los empleados, no quieren escuchar palabras vacías, quieren la verdad. Por ello lo primero que debería aprobar cualquier consejo de administración, antes de empezar a aprobar presupuestos y producir o prestar servicios, es la misión, visión y valores de su empresa.  Estamos hablando de crear los pilares de la filosofía de la compañía, sobre los que se construirá todo lo demás. Se podrá crear un imperio cargado de éxito siempre que estos pilares se hayan construido adecuadamente, y cuando la empresa sea exactamente lo que dice ser, demostrándolo hasta en el más pequeño de los detalles de su organización. O podrás construir una empresa incoherente, sin principios claros, incapaz de retener el talento pero, eso sí, cargada de preciosos mensajes de éxito, que no son más que palabras vacías de contenido. En tus manos está, querido empresario.

Un abrazo virtual ⇼




viernes, 28 de abril de 2017

¿Por qué disfruto cuando me llaman loca?

Quiero estar loca siempre. Mientras tenga algo de locura seré osada y no me dará miedo tener ideas, plantearlas, defenderlas, e intentar llevarlas a cabo, y eso me hará sentir viva. Como decía Mark Twain: "Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa". Y no hay mejor forma de tener una buena idea que tener muchas ideas. Entre todas esas ideas habrá alguna buena seguro.

Todos somos creadores. Sólo existe una barrera que te impedirá tener ideas: el miedo al fracaso. Tengo un amigo muy querido que sufrió una grave enfermedad, hace varios años, la patología le afectó al cerebro, y ahora es  una de las personas más sinceras que conozco. Siempre dice lo que piensa, sin ningún temor o prejuicio, después sólo tiene que justificarse diciendo: "Cómo estuve enfermo estoy un poco loco", y ¡Ya está!. ¡Es absolutamente genial!.

Recomiendo fervientemente estar loco por que un loco nunca fracasa sino que aprovecha los impedimentos, o errores, para empezar de nuevo de forma más inteligente. No tener nada que perder ¿Qué hay mejor que eso?. Cuando no tienes nada que perder vives más tranquilo, sin preocupaciones, haciendo lo que quieres hacer. Estar loco es sinónimo de ser libre. Tienes la libertad para equivocarte sin miedo alguno.

Un abrazo vitual ⇼




lunes, 24 de abril de 2017

Sintonizando los mensajes del universo


Un poco antes de cumplir los 40 empecé a comprender que las cosas no suceden por casualidad. Que abras un libro por cualquier página y leas justo lo que necesitabas leer en ese momento dadas tus circunstancias, que leas el periódico y veas una noticia relacionada con aquello que justamente debes hacer ese día, que en un sueño se te muestre claramente la solución a un problema, o que cuando vayas a hacer algo, que no tienes claro si deberías hacer, ocurra todo tipo de calamidades que impidan que puedas hacerlo, me parece mucha casualidad que sean sólo casualidades. Y no soy la única que piensa así. Hay quienes pueden pensar que eso son chorradas, pero el diálogo con el universo es algo que convive con la humanidad desde la más remota antigüedad, y al parecer es una facultad perdida en nuestros tiempos que igual sería interesante recuperar. Algunas personas opinan que "dejándose fluir", y observando las señales que nos lanza el universo, la vida puede hacerse más equilibrada y armoniosa. Quizá aprendiendo a interpretar esos mensajes podemos encontrar las deseadas decisiones correctas. Hay expertos que hablan de la existencia de una inteligencia que nos lleva a desarrollar la llamada supraconciencia y que más allá de las apariencias hay un multiuniverso lleno de información para aquellos que estén dispuestos a aprovecharla. Quizá los 40 sea la edad en la que adquirimos una especial sensibilidad para percibir este tipo de mensajes, la edad en la que se nos brinda la posibilidad de acceder a esa supraconciencia, que algunos prefieren llamar intuición, pero que posiblemente no está tan alejada de la deducción como pensamos. Una vez consigues sintonizar el canal, sólo queda interpretar bien los mensajes. Veremos qué podemos hacer.

Un abrazo virtual ⇼